torah5.jpg

Toráh Diario

Sinopsis y Reflexiones Parashá Lej-Lejá #3

Actualizado: nov 4

Parashá Lej-Leja 10/31/2020

1: Bereshit 12:1-13

2: Bereshit 12:14-13:4

3: Bereshit 13:5-18

4: Bereshit 14:1-20

5: Bereshit 14:21-15:6

6: Bereshit 15:7-17:6

7: Bereshit 17:7-27

Maftir: Bereshit 17:24-27

Haftará: Yeshayahu (Isaías) 40:27 - 41:16

CR: Meir (Marcos) 3:1-4:20


Nuestra parashá nos remonta a la historia de nuestros ancestros y cómo por un simple pero contundente “Sí” de Abraham, la historia cambia, atraviesa y rompe los primeros dos mil años desde la creación cuando Adán había pecado, Hevel (Abel) había sido asesinado y la idolatría se había entronado en el mundo. Diez generaciones habían sido arrasadas por el diluvio y otras diez generaciones más desde Noaj habían fracasado sumergidas en las aguas de la idolatría generacional. A esta época se le llamó la “Era de la Desolación”. Abraham surge intempestivamente en medio de este tiempo de nostálgica aridez, y decide servir al Eterno durante toda su vida; su Avodah Hashem (servicio a Di-s) realmente comenzó a los 75 años de edad - tiempo en que los hombres de esta generación se “retiran” de sus trabajos, de la sociedad y hasta de la presencia de Di-s. Hashem finaliza la Era de la Desolación y da inicio a la Era de la Torá con este hombre de Di-s.

Di-s le dijo un día: “Lej-Lejá (Vete de tu tierra) y de tu parentela y de la casa de tu padre, hacia la tierra que te mostraré” Bereshit (Génesis) 12:1 Abraham tuvo que abandonar su país, su lugar de nacimiento y su familia para emigrar a un país desconocido, ni siquiera sabía a donde iba, si era para el norte o el sur, o tal vez el este o el oeste, pero lo que él hizo cambió cualquier mal decreto que viniera contra él. Aún sin saberlo, Abraham tomó la decisión de obedecer a Di-s; a esto se le llama OBEDIENCIA ABSOLUTA.

Veremos cinco acciones que pueden cambiar cualquier decreto nefasto que venga irremediablemente contra cualquier persona. La tzedaká (dar caridad), la tefiláh (rezar), teshuvá (arrepentimiento), shinui shem (cambio de nombre o añadir una letra del Nombre Sagrado del Eterno; en este caso la letra ה para llamarlo Abraham), shiuni hamakom (cambio de residencia).

Nuestro padre Abraham fue sometido a diez pruebas y de todas ellas salió vencedor. Estas diez pruebas son las que alude la Mishná (Torá oral escrita en hebreo mishnaico y algunas partes en arameo):

1. Abraham fue arrojado a la hoguera por el rey Nimrod, porque se había negado a prosternarse ante los ídolos. Él fue pues, el primero en ser sometido al martirio de la fe. A esta prueba se refiere el versículo del Génesis 15:7 que dice: “Yo soy el Eterno que te sacó del fuego de los caldeos.”

2. Por orden de Di-s, a los 75 años tuvo que abandonar su país, su lugar de nacimiento y su familia para emigrar a un país desconocido.

3. Había hambre en el país que Di-s acababa de prometerle a Abraham para sus descendientes; por este motivo tuvo que dejarlo y refugiarse en Egipto.

4. Sara le fue arrebatada por el Faraón, y más tarde, por el rey de los Filisteos.

5. Abraham tuvo que luchar contra cuatro reyes poderosos con el fin de salvar la vida de su sobrino Lot.

6. En la alianza “entre los animales partidos” Bereshit 15:9-18, Di-s le reiteró a Abraham la promesa de darle la tierra de Kenaan, pero sólo después de largos siglos de esclavitud para sus descendientes.

7. Abraham se vio obligado a repudiar a Agar, su sierva.

8. Expulsa de su casa a su hijo Ismael.

9. Abraham tuvo que circuncidarse a los 99 años de edad.

10. Estuvo a punto de sacrificar a su hijo Itzjak.

Dicen nuestros sabios que esto nos demuestra lo grande que debió ser su amor por Di-s. Ahora bien, ¿Cuáles eran los motivos que movieron a este hombre a obedecerle a Di-s? Fue para dar a conocer a los hombres, al mundo entero, la profundidad de su fe y amor a Di-s. De esta manera queda refrendado el hecho de que Di-s haya elegido a los descendientes de Abraham para ser Su pueblo, y para revelarles Su Santa Torá.

La moraleja que acompaña a esta Parashá es que cuando decidimos -por nuestro libre albedrio-obedecer a Hashem, Él siempre estará contigo y conmigo, en toda situación o circunstancia venciéndola sin importar cuán terrible sea el problema o la desventura que estés confrontando, aún si luchas contra un “imposible”, entonces Hashem te dirá y te recordará la palabra que reposa en las poderosas paginas de Sus Santas Escrituras: “Y Él dijo: lo que es imposible para con los hombres es posible para Hashem.” Asofer Hamaljutí (Código Real) 18:27

Tal vez no te convenza mucho esta lectura, o puede ser que te parezca muy poca; entonces ¿qué te parece esta otra? “Yo delante de ti iré, los caminos tortuosos enderezaré, las puertas de bronce romperé y los cerrojos de hierro cortaré. Te daré los tesoros puestos en la oscuridad, y las riquezas ocultas; para que sepas que Yo soy el Eterno, Di-s de Israel que llama tu nombre.” Yeshayahu (Isaías) 45:2 Nebiím (Profetas)

Por: Yehoshúa Villarreal I.

Con la autoridad del Rab Dan ben Avraham.


Es Licenciado en Filosofía y Letras de la Universidad del Zulia. Artista sinestésico que conjuga la música, la pintura y la literatura, cuyas obras están en museos como el MEAM-España, Museo Boca Raton-USA y el MACZUL-Venezuela. Graduado de la Escuela de Arte Julio Arraga y estudió en el Conservatorio de Música José Luis Paz en Maracaibo-Venezuela. Jazán de la comunidad B’nei Tzion de Miami.



Yehoshúa Villarreal I.


https://www.instagram.com/studiovillarreal/

https://www.facebook.com/jesus.villarreal.3538

https://twitter.com/JesusVi74467649

http://www.jesusvillarreal.com


418 vistas

Términos y Condiciones
Política de Privacidad
CAE

 

Todos los derechos reservados 2020

© Rab Dan ben Avraham