torah5.jpg

Toráh Diario

Las redes sociales de la Biblia

Las redes sociales son plataformas digitales formadas por comunidades de individuos con intereses, actividades o relaciones en común y funcionan como un medio para comunicarse e intercambiar información. Tienen su origen en la segunda mitad de los noventa y se fueron desarrollando desde ese entonces hasta la actualidad después de la aparición de la web en el único medio llamado internet.


Cuando hablamos de redes sociales, lo que viene a nuestra mente en primer lugar son sitios como Facebook, Twitter, YouTube y LinkedIn o aplicaciones como Snapchat e Instagram, típicos de la actualidad. Pero la idea, sin embargo, es mucho más antigua.

Pedro Cabello Morales1, en uno de sus libros habla de unas corrientes que denominaremos las redes sociales en el texto bíblico donde se pueden percibir estas diversas características:


1- Una red social que podemos llamar “popular” que cuenta las experiencias de fe del pueblo con una vivez y expresión magnificadas.

2- Otra red social monárquica fiel a la dinastía de David, que sueña con tiempos pasados y espera denodadamente la restauración de la unidad de Israel bajo una sola persona escogida por Dios.

3- Otra red social antimonárquica que pregona los peligros que la monarquía trae consigo.

4- Una red social profética que predica y vive la conversión, que defiende los intereses de Dios frente a los intereses bastardos de los hombres, que anuncia y denuncia a partes iguales sin respetos humanos.

5- Una red social sacerdotal cuya existencia gira entorno al Templo y al culto, en primer lugar, y a la Ley, más adelante.

6- Una red social de escribas especialistas en la interpretación de la Ley y su aplicación concreta en la vida.

7- Una red social sapiencial que descubre en la vida cotidiana la presencia silenciosa de Dios.

8- Una red social apocalíptica que lee los acontecimientos como “signos de los tiempos” y pregona la esperanza en tiempo de persecución.

9- Y una red social poética que sabe convertir en canto y poesía la experiencia viva del pueblo.


El grupo de personas o comunidades identificados como un todo llamado Israel que participaron en todas estas redes sociales, se identifican y comparten intereses comunes como:

- Los que llegaron de fuera.

- Los que estaban adentro.

- Los que tenían recuerdos de viejas glorias.

- Los que habían tenido un pasado que hubieran querido olvidar.

- Los que vivían pacíficamente con los pueblos de la región.

- Los que sufrían una convivencia imposible.

- Los que habían vivido siempre en libertad.

- Los que por un tiempo estuvieron esclavizados.

- Los que fueron expulsados y llevados al desierto.

- Las élites o aquellos que se exiliaron voluntariamente.

- Y los que quedaron en casa.

Todos tenían una historia que contar y una experiencia de fe que compartir. Todos se sentían miembros de un mismo pueblo, todos contaron la historia -a su manera- acentuando aquellos hechos que les interesaban perpetuar en el recuerdo de la misma forma que hoy en día lo hacemos en las redes sociales actuales.

¡Todos quisieron salir en la Selfie!



1 Arqueología Bíblica, autor Pedro Cabello Morales, pág 71-72.

147 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Términos y Condiciones
Política de Privacidad
CAE

Todos los derechos reservados 2020

© Rab Dan ben Avraham