torah5.jpg

Toráh Diario

Hombre de Arena

Actualizado: nov 4

“Confía en el Eterno con todo tu corazón y sobre tu entendimiento no te apoyes.” Mishlé (Proverbios) 3:5


Hombre de arena, soplo de los vientos inmaculados, pasión de la creación del Altísimo, propósito que duerme en el Tetragramatón de tu corazón; alma del Alma que vuela con alas de eternidad.


Apoya tu cabeza en los hombros del entendimiento de Aquel que creó a la dama antañona a la que llamó Sabiduría; sabiduría que cabalga por las llanuras de los siempres de la inteligencia, el discernimiento y el entendimiento, donde tu entendimiento reposa, se crece y es perfecto, no por conocimiento humano, sino que este se junta con el Perfecto para volverse uno con tu entendimiento…


Analicemos concienzudamente este Mishlé que nos invita a confiar y utilizar las herramientas eternales que Hashem depositó en nuestros corazones antes de ser habitantes pasajeros en esta tierra. Además nos advierte de no fiarnos de nuestro entendimiento y menos apoyarnos en él.


¿Por qué el Eterno nos escruta a volver nuestros ojos a Su entendimiento y no al nuestro? Muy simple; nuestro entendimiento fue diseñado por el mismo que nos dio el conocimiento, el discernimiento y la inteligencia. Definitivamente queda evidenciado a nuestra conciencia que nuestra mente tiene una capacidad limitada y finita, y su radio de acción es expansivo a limites finitos, es decir, en los limites “fronteriles” de la tierra. Pero si tomas la decisión (libre albedrío) de expandir tus alas, entonces tu entendimiento subirá como el humo del Ketoret y penetrará por gracia a la placenta de Su entendimiento Eterno; o lo que es lo mismo, el entendimiento infinito del Dador de la vida que no está sujeto a nada, ni a la nada. Dicho de otra manera, siempre prevalecerá lo perfecto sobre lo imperfecto, por ende Su mega mente estará alimentando nuestro entendimiento, porque un pensamiento vino de lo Alto y se posó en la mente finita para embarazarla con ideas infinitas, más allá de las fronteras de nuestra lógica racional imperfecta. De tal manera, que podremos entender lo que dijo nuestro Santo Ribi Yeshua Hamashiaj: “Sed perfectos, cómo nuestro Padre celestial es perfecto.”AsoferHamaljutí (Código Real) Mattityahu (Mateo) 5:48


Sigamos navegando por las aguas del conocimiento. Veamos que nos dicen las matemáticas de los cielos con respecto a la palabra “corazón” y “entendimiento” y qué es lo que nos quieren mostrar con estas palabras que están ocultas en sus propias raíces.


Tenemos por un lado el valor gemátrico de la palabra “entendimiento” que en hebreo es HAVANÁ – הבנה, cuyo valor es 8. Recordemos que el número 8 representa la suma del Tetragramatón del Nombre Sagrado, que parece decirnos: ¡Yo también estoy aquí! Es decir, estamos hablando de Su magno-entendimiento y no del conocimiento del hombre.


Observemos más de cerca la palabra “corazón” que en el idioma hebreo es LEV – לב y su valor matemático es 5. El número 5 representa al ser humano y son los cinco sentidos que dan testimonio de ello. Ahora que tenemos ambos resultados lo sumaremos entre sí 8+5=13=4 Obviamente este número 4 es el fiel representante de la tierra, a saber: los cuatro puntos cardinales, los cuatro elementales, las cuatro fuerzas que intervienen en el nacimiento de una nueva criatura humana: el padre, la madre, el niño y el Eterno.


Cuando tu mente, donde vive tu entendimiento, decide darle espacio al gran entendimiento del Padre de las luces, entonces verás Su conocimiento reposar en la alcoba de tu mente. La firma indeleble del Eterno sellará tu frente con las cuatro consonantes sagradas de Su Nombre, Nombre que es sobre todo nombre. Y por último, los cuatro puntos cardinales que representan la tierra donde tú y yo moramos hoy. En consecuencia el Tetragramatón estará dentro de tí y tu corazón despertará y te mostrará el tesoro escondido que un día sembró tu Padre de los cielos antes de nacer. De tal manera que, una vez más vemos el gran amor de Hashem que no nos desampara ni de noche ni de día. Tal vez no me creas, pero esta sencilla pero contundente palabra que está escrita, y que en este momento abre su boca para hablarte y decirte que tú eres la criatura más preciada para Él.


“Pues de la misma forma hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos numerados. No temáis pues, más valéis vosotros que muchos gorriones.” Hilel (Lucas) 12:7 Asofer Hamaljutí (Código Real)


“Acérquese mi cántico a Tu presencia Adonay; otórgame entendimiento conforme a Tu palabra.” Tehilim (Salmo) 119:169


Por Yehoshúa Villarreal I.

Con la autoridad del Rab Dan ben Avraham.



Es Licenciado en Filosofía y Letras de la Universidad del Zulia. Artista sinestésico que conjuga la música, la pintura y la literatura, cuyas obras están en museos como el MEAM-España, Museo Boca Raton-USA y el MACZUL-Venezuela. Graduado de la Escuela de Arte Julio Arraga y estudió en el Conservatorio de Música José Luis Paz en Maracaibo-Venezuela. Jazán de la comunidad B’nei Tzion de Miami.



Yehoshúa Villarreal I.


https://www.instagram.com/studiovillarreal/

https://www.facebook.com/jesus.villarreal.3538

https://twitter.com/JesusVi74467649

http://www.jesusvillarreal.com

193 vistas

Términos y Condiciones
Política de Privacidad
CAE

 

Todos los derechos reservados 2020

© Rab Dan ben Avraham