torah5.jpg

Toráh Diario

El Escudo

“Toda palabra de Dios es neta, Él es un escudo para todos los que se refugian en Él.” Mishlé (Proverbios) 30:5 Tanaj-Ketubim


Tus palabras son las alas que recorren y surcan los cielos de soles y lunas, que viajan con el tiempo por los pasillos y rincones de historias personalizadas, en busca de los que están perdidos en los laberintos catatónicos de la desesperanza entronizada...


Yergue con Tu aliento los mundos helicoidales aún desconocidos. Que se tornen los lenguajes equiláteros de las montañas que zapatean, al ritmo de las castañuelas gitanas de las aguas de arriba arrobadas por las aguas de abajo.


¡Oh Padre amado! Cuán neta y contundente es Tu Palabra voladora, ella se preña con el aliento de Tu boca, y cada letra se viste de gala, para pernoctar y llenar las habitaciones del palacio vacío de nuestro corazón, que modelaste conforme al tuyo... Y así escribió Hashem para David, para tí, y para mí con el fuego de Su dedo purificador:


“El Eterno ha escogido para sí a un varón conforme a su corazón.” 1ª Samuel 13:14 Tanaj-Ketubim.


Cómo no he de buscarte si Tu palabra cantautora cada día acaricia mis oídos con Tus cálidos labios, que me susurran con tierna voz de enamorado y me dice... ¡Aún te sigo amando! Amado mío, déjame refugiarme en la sombra y en la tibiez de tus alas; donde la fría y perversa iniquidad no me encuentre; donde el pecado que me persigue no me alcance; donde la oquedad de la noche sin luna no me muestre sus fauces que juran devorarme.


¡Oh Padre mío! Cuánto anhelo estar en una de las habitaciones de Tu corazón y poder abrazar Tu Divina Presencia y aferrarme a ella, para que nunca de los nunca jamás, Te abandone y vuelva a escapar de Tu Misericordiosa Omnipresencia Bendita.


Tú eres mi escudo y mi protección, ¿Acaso podrán levantarse mis enemigos si Tú estás conmigo? Claro que no, escrito está: “Tú eres el Di-s de los ejércitos” Yeshayahu (Isaías) 37:16 Y mi armadura es más fuerte que el metal bruñido y cualquier otro metal, porque está forjado con Tu Palabra que se volvió carne...piel que ahora cubre mi cuerpo mortal y se hace inmortal, porque Tú moras en medio de mí; por ello ahora; Tú y yo, somos UNO...


“Yo andaré en medio de vosotros, y seré vuestro Di-s, y vosotros seréis Mi pueblo.” Vayikra (Levítico) 26:12


“Toda palabra de Dios es neta, Él es un escudo para todos los que se refugian en Él.” Mishlé (Proverbios) 30:5 Tanaj-Ketubim


Por favor Padre Santo, déjame cabalgar tan sólo en una de las letras de Tu Palabra bendita; entonces remontaré las praderas estelares de Tu universo, para galopar alrededor del anillo lumínico de Saturno, símbolo de los enamorados que permanecen. Déjame remontar las pléyades, constelaciones y galaxias; trotar sobre ellas y anunciar con cánticos a viva voz: ¡Cantad, cantad mundos y universos al Gran Yo Soy, al Rey de reyes, al Señor de señores, al Creador del Amor de los amores!!!


Por Yehoshúa Villarreal I.

Con la autoridad del Rab Dan ben Avraham.


Es Licenciado en Filosofía y Letras de la Universidad del Zulia. Artista sinestésico que conjuga la música, la pintura y la literatura, cuyas obras están en museos como el MEAM-España, Museo Boca Raton-USA y el MACZUL-Venezuela. Graduado de la Escuela de Arte Julio Arraga y estudió en el Conservatorio de Música José Luis Paz en Maracaibo-Venezuela. Jazán de la comunidad B’nei Tzion de Miami.



Yehoshúa Villarreal I.


https://www.instagram.com/studiovillarreal/

https://www.facebook.com/jesus.villarreal.3538

https://twitter.com/JesusVi74467649

http://www.jesusvillarreal.com



290 vistas0 comentarios

Términos y Condiciones
Política de Privacidad
CAE

Todos los derechos reservados 2020

© Rab Dan ben Avraham