torah5.jpg

Toráh Diario

Sinopsis y Reflexiones Parashá Vayeshev #9


Parashá Vayeshev #9 (12/12/2020)

1: Bereshit 37:1-11

2: Bereshit 37:12-22

3: Bereshit 37:23-36

4: Bereshit 38:1-30

5: Bereshit 39:1-6

6: Bereshit 39:7-23

7: Bereshit 40:1-23

Maftir: Bamidbar 7:18-29 (Jánuca día 2)

Haftará: Zechariah 2:14-4:7

CR: Meir (Marcos) 13:1-14:31


Esta parashá nos habla de uno de los personajes más enigmáticos y disímiles de la Torá, uno de los hombres que nos trae a memoria, connotativamente, el recuerdo de la primera venida del más grande de los hombres de Di-s: Nuestro Santo Ribi, su Majestad Yehoshúa Hamashiaj quien vino a este planeta como siervo sufriente, como Mashiaj ben Yosef...pero este tema no lo tocaremos aquí, sino que nos enfocaremos específicamente en esta Parashá Vayeshev (Y habitó).


Yosef nació cuando Yaacob tenía noventa y dos años. Para ese entonces era costumbre que el padre anciano tomará como su “asistente” a su hijo menor; de allí se desprende lo que llamaban tradicionalmente “el hijo de la vejez o de la ancianidad”. De todos los hijos de Yaacob, Yosef era el más inteligente, receptivo y apasionado con todas las enseñanzas de su padre Yaacob.


Tal vez te has preguntado por qué a Yaacob y a su hijo Yosef le sobrevinieron tantas calamidades que nos hacen dudar de la Avodah Hashem (servicio al Eterno), cuestionar la situación y preguntarnos: ¿Por qué le suceden tantas cosas malas a la gente buena, en este caso a unos tzadikim (justos)?


Nuestros sabios comentan que Yaacob buscaba vivir en paz y con tranquilidad en esta vida, como también anhelaba una nueva vida en el Olam Haba (el mundo por venir) garantizado por Hashem a todos aquellos que le sirven. Ahora bien, ¿por qué los escogidos del Eterno no pueden vivir totalmente en paz? Es muy simple; porque este mundo no es el lugar indicado para alcanzar la plenitud de paz o tranquilidad. Este mundo está atiborrado de circunstancias negativas, situaciones, destinos ancestrales, maldiciones, y lo que es peor aún, contaminada con los tres pecados que Hashem más abomina, y que acarrean juicios a las naciones que están inmersas en este inframundo de pecados: la idolatría, las relaciones sexuales prohibidas, y el asesinato. Esas son las tres razones que han generado en la Torá la intervención de la justicia del Eterno. A los justos de todas las generaciones les ha tocado asumir el rol de ir en frente de las circunstancias operantes en lugares circundantes y naciones, ya que hay muchos cosas por hacer a nivel espiritual y físico y son muy pocas las personas que asumen este trabajo para el Eterno y la humanidad. Los justos están conscientes de esta situación en que vive todo el planeta, y están dispuestos a sacrificar un poco de su efímera paz en este plano vivencial. De esta manera logran elevarse tanto ellos como todos sus descendientes, inclusive hasta sus ancestros que ya no están, también recibirán méritos que le son contados como si estuvieran en vida en este plano terrenal, por causa de esta extraordinaria Avodah Hashem.


Otro punto álgido que nos toca esta parashá son los sueños de Yosef, los cuales según nuestros sabios, son interpretados como vehículo de profecía. Definitivamente el Eterno uso a Yosef como canal para transmitir los acontecimientos futuros; todos estos sueños fueron cumplidos tal como fue diseñado por Hashem. Mas para sus hermanos era todo lo contrario, decían que eran fantasías nocturnas que urdía mientras estaba despierto; esto acrecentó el odio que sentían por Yosef, ya que él era el hijo favorito de Yaacob. Además este acusaba a sus hermanos cuando ellos estaban haciendo cosas indebidas, y esto hacia que el odio de sus hermanos hacia él volviera aún más tensa la relación de familia. Obviamente que siendo Yosef un joven tan inteligente y sensible al mundo espiritual, él sabia que al contarle a sus hermanos sus sueños estos se enfurecerían aún más.


El primer sueño revela que todos sus hermanos se someterían a él como el líder de la familia y de pueblos y naciones. El segundo sueño insinúa que no solamente sus hermanos sino su padre y su madre se prosternarían ante él como el líder poderoso. Pero aquí acotamos un detalle de este sueño; la madre de Yosef, Raquel, había muerto y pareciera que esta profecía estaba equivocada, muy lejos de la verdad es esta duda. En el sueño Yosef vio al sol como su padre y a la luna como su madre Raquel, pero lo que desconocía el mismo Yosef cuando vio la luna es que no se refería a Raquel porque esta ya había fallecido; mas el sueño hacía alusión a Bilhá quien había criado a Yosef después de la muerte de Raquel, es decir, era su madrastra.


Todo el plan que habían urdido sus hermanos para eliminar a Yosef provocó una intervención de emergencia por parte de Hashem. Según nuestros sabios, Hashem envió tres ángeles para auxiliar a Yosef. Uno de ellos tenía la misión de salvarlo de la muerte a manos de sus hermanos. Otro ángel fue enviado al foso lleno de serpientes venenosas y escorpiones donde fue arrojado el joven Yosef. Un tercer ángel tenía la misión de acompañarlo e indicarle el camino a Egipto.


El ángel Gabriel se le apareció a Yosef, con aspecto de hombre y le preguntó: - ¿A quién buscas? - Busco a mis hermanos contestó Yosef. - Se fueron de viaje, replicó el ángel y le dijo; los escuché decir: “Vayamos a Dotán”. Según nuestros sabios, este lugar Dotán encierra un enigmático misterio, ya que sus tres letras hebreas דתנ (Dotán) cada una de ellas se asemejan a un instrumento de trabajo de las artes y oficios. La letra Dalet, se asemeja a una escuadra; la Tav a un compas; y la Nun a una regla. El primer instrumento, la escuadra, simboliza la Justicia; el segundo instrumento, el compas, simboliza la Equidad y el tercero, la regla, simboliza la Rectitud. La enseñanza implícita del ángel Gabriel en estas tres letras era recordarle a Yosef que debía ser un hombre trabajador, equitativo y derecho. Finalmente esta palabra Dotán proviene del término Dat que significa ley. Es decir, el mensaje encriptado es que estos son fundamentos jurídicos para conducirse en la vida.


Esta Parashá va cargada de complejos y ambivalentes episodios; conflictos que tocan varias facetas o circunstancias presentes aquí tales como: la traición, el abandono, la mentira, la envidia, los celos, el intento de asesinato, tráfico humano, rompimiento con el núcleo familiar, deshonra de los padres y rechazo entre otros. Todas estas calamidades abrazaron por años al tzadik Yosef, quien tuvo que cargar con el peso del desprecio de su familia, de extraños, y como si fuera poco, acusado falsamente por la esposa de Potifar que se había obsesionado con él. Por causa de esta injusticia Yosef vivó varios años como reo en una celda en Egipto. Lo más impresionante de este pasuk es cómo el Eterno, con una pequeña intervención en la vida de Yosef y gracias a Su omnipotente poder, cambió la historia. Sus “de repente” hicieron que este hombre de Di-s transformara su vida en un instante y pasó de ser un reo, a ser la segunda persona más importante de esa nación; después de Faraón venía él. Gracias a que Hashem le dio el don de interpretación de sueños, Yosef pudo discernir el sueño que Faraón soñaba repetidamente y nadie lo podía interpretar.


Recuerda esto, Hashem siempre va a ser más GRANDE que el problema, no dudes en ningún momento... ¡Hashem te sacará más tarde que temprano, más temprano que tarde! Sólo Él sabe cuándo y cómo hacerlo; no es porque te quiere castigar, sino que Él, como el dueño del tiempo, hará el cambio positivo en tu vida, entonces todo sucederá en el tiempo que Él escoja para tí... ¿Sabes cuándo será? Muy simple, escogerá el que más te conviene y cuando esté seguro que el éxito no envanecerá tu mente y tu corazón, entonces el ÉXITO llegará. Porque como está escrito:


Y vendrán sobre tí y te alcanzarán todas estas bendiciones cuando obedecieres la voz del Eterno, tu Di-s” Devarim (Deuteronomio) 28:2



Por: Yehoshúa Villarreal I.

Con la autoridad del Rab Dan ben Avraham.




Es Licenciado en Filosofía y Letras de la Universidad del Zulia. Artista sinestésico que conjuga la música, la pintura y la literatura, cuyas obras están en museos como el MEAM-España, Museo Boca Raton-USA y el MACZUL-Venezuela. Graduado de la Escuela de Arte Julio Arraga y estudió en el Conservatorio de Música José Luis Paz en Maracaibo-Venezuela. Jazán de la comunidad B’nei Tzion de Miami.



Yehoshúa Villarreal I.


https://www.instagram.com/studiovillarreal/

https://www.facebook.com/jesus.villarreal.3538

https://twitter.com/JesusVi74467649

http://www.jesusvillarreal.com



344 vistas0 comentarios

Términos y Condiciones
Política de Privacidad
CAE

Todos los derechos reservados 2020

© Rab Dan ben Avraham