torah5.jpg

Toráh Diario

Sinopsis y Reflexiones Parashá Noah #2

Actualizado: nov 4

Parashá Noah 10/24/2020

1: Bereshit 6:9-22

2: Bereshit 7:1-16

3: Bereshit 7:17-8:14

4: Bereshit 8:15-9:7

5: Bereshit 9:8-17

6: Bereshit 9:18-10:32

7: Bereshit 11:1-32

Maftir: Bereshit 11:29-32

Haftará: Yeshayahu (Isaías) 54:1-10

CR: Meir (Marcos) 2:1-28

Cuando la luna y el sol se citan es para crear un nuevo día…

Definitivamente la vida de Noah fue la de un hombre justo que vivió navegando sobre los mares de los misterios deshilachados, donde las aguas de arriba descendieron para juntarse en luna de miel con las de abajo, y preñar la tierra envuelta en la placenta de la existencia con milagros escondidos. Y sus abismos marinos emergieron a la luz del sol para volverse montañas que exultan y aplauden al Constructor de lo imposible…

Esta Parashá nos habla cómo Hashem salva a Noah y su descendencia por medio del Arca. Las diez generaciones anteriores al Mabul (cuyo significado es confusión, caos, perdida del orden; también se le dice diluvio) desde Adán hasta Noah habían culminado en un fracaso. La humanidad había incurrido en los tres pecados más graves: la idolatría, el asesinato y la inmoralidad sexual. Esta generación se degeneró y daño la armonía que Hashem había derramado en esa generación, casi al nivel del Gan Edén.

Cuenta el Midrash que la vida era buena en esta generación, una vida de ininterrumpida serenidad y placer. Por ejemplo los hijos se concebían y nacían el mismo día. Un recién nacido podía pararse y caminar inmediatamente con capacidad de hablar. Ningún hijo se moría mientras sus padres estuvieran con vida, es decir, los padres vivían para ver a sus hijos y nietos.

Noah estuvo construyendo el Arca durante ciento veinte años. Hashem no sólo lo guiaba sino que le revelaba el secreto de cómo hacer crecer la madera para obtener las vigas del Arca con la medida exacta de largo. La gente de la región se mofaba y burlaba y le decían a Noah que ellos eran gigantes y muy fuertes, por lo que no temían a las advertencias de sobrevivencia que él les quería enseñar.

Dentro del Arca nadie podía determinar si era de día o de noche. Sólo las piedras preciosas que Noah subió a bordo indicaban el tiempo; estas brillaban cuando era de noche y se opacaban cuando era de día. El diluvio duró cuarenta días, comenzó el 17 hasta el 27 de Jheshvan del siguiente año, fecha en que se secó toda la tierra. Noah oró al Eterno para que no vuelva a enviar nunca más otro diluvio al mundo. Hashem le hizo un juramento de no traer otro Mabul, pero Noah no quedó convencido y le exigió una señal. Hashem le mostró el arco iris en el cielo y dijo: “Esta es la señal de pacto. Cuando Satán acuse y condene a la humanidad en tiempos de rebeldía y exija que la lluvia se transforme en diluvio trayendo destrucción sobre el mundo, tomaré en cuenta el arco iris y recordaré mi pacto de no traer un Mabul nunca más”.

Hashem dijo: “Cuando traje el Mabul, mi arco estaba dirigido contra el hombre. El arco iris se asemeja a un arco al revés, lo que significa que no habrá más arcos en el firmamento para destruir a la humanidad.” Periódicamente aparece el arco iris en el cielo para asegurarnos que a pesar de nuestros pecados, Hashem no nos aniquilará. Recuerda que el arco iris es tres veces santo ya que él representa la Shejina del Eterno. Doy gracias al Eterno por Su inimaginable entendimiento e inagotable misericordia.

Esta Parashá nos deja ver una vez más el dulce anhelo del Eterno que es que alcancemos todas las bendiciones que Él tiene almacenadas desde tiempos inmemorables, mucho antes de nacer. Hashem primero creó toda la provisión para nosotros y luego nos creó…y de esta manera garantizar que nada les falte a los habitantes de Su tierra prometida. Aborda el Arca de Su Palabra, y que sea Su voz el remo que conduzca tu vida por las aguas del entendimiento y los mares de sabiduría desde ahora y para siempre…

Por: Yehoshúa Villarreal I.

Con la autoridad del Rab Dan ben Avraham.



Es Licenciado en Filosofía y Letras de la Universidad del Zulia. Artista sinestésico que conjuga la música, la pintura y la literatura, cuyas obras están en museos como el MEAM-España, Museo Boca Raton-USA y el MACZUL-Venezuela. Graduado de la Escuela de Arte Julio Arraga y estudió en el Conservatorio de Música José Luis Paz en Maracaibo-Venezuela. Jazán de la comunidad B’nei Tzion de Miami.



Yehoshúa Villarreal I.


https://www.instagram.com/studiovillarreal/

https://www.facebook.com/jesus.villarreal.3538

https://twitter.com/JesusVi74467649

http://www.jesusvillarreal.com

768 vistas

Términos y Condiciones
Política de Privacidad
CAE

 

Todos los derechos reservados 2020

© Rab Dan ben Avraham